Cada miércoles

Comedor San Luis Gonzaga 14 de Octubre 2015

Cómo cada miércoles, formada en la línea de producción para servir los alimentos a los migrantes en el comedor San Luis Gonzaga, repartiendo a toda prisa los trastesitos del arroz (actividad que me tocó realizar) me llamó mucho la atención que a pesar de que el menú eran frijoles caldudos con salchicha y arroz, hubo un señor con carita redonda que sonreía de oreja a oreja mientras le llenabamos su charola, muy agradecido y muy contento se me quedó grabada su carita.

Con esa imagen en mi cabeza regresaba a mi trabajo, cuando en el radio se oyó una noticia a cerca de un "artista" (de esos cantantes nuevos) que coleccionaba carros, así como se lee coleccionaba carros. La noticia era una invitación a entrar a su red social, para ver cual era su nueva adquisición; aun no puedo dejar de pensar en cuántos platos de frijoles caldudos y arroz saldrían solo de uno de esos carros, que han de estar metidos en una cochera sin moverlos para no maltratarlos; cuántas sonrisas saldrían de uno siquiera, y no hay red social que pueda mostrar el sentimiento de amor incondicional de Dios al ver a estos hombres poder recibir su charola, la cual quizás, sea su única comida del día.

Artistas que no transmiten amor, solo son "artistas". Artista es más el padre Lesama quien dijo alguna vez que quería hacer crecer el comedor pero, en sus palabras: "ni un solo ladrillo por un plato de comida"... Nunca lo olvidaré.

Melina González Acuña

1 comentario:

  1. mmm...maravillosa experiencia Melina, en verdad si saliéramos de nuestros egoísmos veríamos más sonrisas en los rostros de los hermanos aún en medio de su dolor, hambre y pobreza... una sonrisa en el hermano migrante que va y que viene cargando con un mundo a cuestas...

    ResponderEliminar